Razones Para Emprender un Proyecto

Publicado por Editor de Blog | 11:23 p. m. | | 1 comentarios »


Existen muchas razones de peso para decidirte a emprender un proyecto de negocios y varias ventajas respecto a ser un empleado en una empresa.

Libertad


Cuando comienzas un negocio, salvo muy pocas excepciones, tienes que invertir una gran parte de tu tiempo en su planeación, desarrollo, promoción, trámites, operación y muchas otras actividades importantes para su crecimiento, sin embargo tienes la posibilidad de decidir la mejor manera de administrar tu propio tiempo y cuando se ha logrado un nivel de estabilidad puedes delegar una gran cantidad de actividades y quedarte solo con que más te convengan. Cuando eres un empleado, posiblemente no tengas tantas obligaciones o estas no sean tan fuertes, sin embargo, tienes que cumplir estrictamanete con un horario de trabajo cinco o seis días a la semana, es decir, primero cumples con tu trabajo y el tiempo que te sobra es el único que puedes utilizar para encargarte del resto de los aspectos de tu vida: cuidado personal, familia, sociedad, religión, diversión, etc. En resumidas cuentas, con un negocio tu decides que hacer con tu tiempo, con un empleo, alguien más decide sobre una importante parte de tu tiempo y en el mejor de los casos tu solo decides que hacer con el tiempo que te sobra.

Posibilidad de desarrollo


En cuanto al crecimiento potencial hay una diferencia sustancial; siendo un empresario crecerás en la medida en que tus capacidades para operar e innovar en tu negocio mejoren; siendo un empleado frecuentemente no sucede de esta forma. Para un empleado, en el mejor de los casos, el dueño de la empresa donde labora incrementará su salario de manera discrecional cuando este de mejores resultados, es decir, no necesariamente la obtención de buenos resultados incrementará los ingresos o hará que el empleado sea promovido a un puesto superior ya que estas decisiones no le corresponden. Por otro lado, existen muchas empresas donde pareciera que no se valoran las capacidades de sus empleados y en lugar de promoverlos como consecuencia de sus buenos resultados se toman más en cuenta el parentesco o la relación personal con sus superiores. En resumen un empleado es apenas parcialmente dueño de su destino y de su posibilidad de desarrollo profesional.

Independencia financiera


Contar con un negocio propio te brinda la posibilidad de alcanzar un nivel de ingresos que te permita asegurar tu futuro financiero. La independencia financiera es uno de los más preciadas metas de muchas personas, esta te permite vivir cómodamente cubriendo todas tus necesidades, mismas que varían de persona a persona, y tener el poder para decidir cuando trabajar, cuando descansar, cuando emprender un nuevo proyecto, etc.
Ser independiente financieramente significa que ya no tendrás que estar preocupado porque un mes no te alcanzará para pagar la hipoteca de tu casa, la mensualidad de tu automovil y otros de tantas obligaciones que se van adquiriendo durante el transcurso de los años.

Potencial de crecimiento


Otro beneficio de un negocio propio es la posibilidad de crecer profesional y económicamente hasta donde uno quiera. Esto no significa que sea automático o muy facil, pero si de manera correspondiente con tu capacidad, habilidades, nivel de esfuerzo, entusiasmo, persistencia, arrojo y otros valores necesarios para ser un emprendedor.

Pago de impuestos


Son muchos los autores que coinciden en que la actividad más afectada por los impuestos gubernamentales es la de ser empleados. La gran mayoría de trabajadores asalariados simplemente ven como el gobierno toma una importante parte de sus ingresos sin que ellos puedan hacer algo al respecto, ya que por diferentes razones no tienen la información necesaria o el interés para hacer sus propias declaraciones, deducir sus gastos médicos, etc. Existe además una diferencia fundamental: un empleado paga sus impuestos de acuerdo con sus ingresos mientras que una empresa los paga de acuerdo con las utilidades que genere. Esto significa que la empresa resta sus gastos operativos a sus ingresos y paga sus impuestos de acuerdo a la utilidad restante. En el caso de los empleados esto no es posible.


Riesgos


Existe un gran cliché respecto a la supuesta seguridad de un trabajo asalariado, sin embargo esto dista mucho de ser verdad y de hecho en muchas ocasiones es todo lo contrario ya que en cualquier momento un empleado puede ser despedido y por lo tanto dejado automáticamente, sin su sueldo y prestaciones, incluyendo las más básicas como la seguridad social.
Como empresario se tiene el control para detectar y prevenir posibles riesgos, cambiar de estrategias para mejorar distintas situaciones difíciles y salir adelante.

Si bien es cierto, no todas las personas tienen la capacidad o la convicción para ser empresarios, un negocio en una excelente alternativa para personas inquietas y muchas ganas de superación.

1 comentarios

  1. Etson // 8/08/2009 5:45 p. m.  

    Una exelente ilustracion (puntual) por los motivos que se tiene para emprender una proyecto de negocios... Gracias por ese aporte
    soy empleado publico.